Benito Quinquela Martín

benito-quinquela

 

Nació en Buenos Aires el 1° de Marzo de 1890. Abandonado por sus padres, pasa sus seis primeros años en el Patronato de la Infancia, hasta que en 1896 es adoptado por Manuel Chinchella, genovés con carbonería en el barrio de la Boca.

Tras abandonar sus estudios primarios, ingresó en 1907 a una academia de su barrio, donde cursó pintura con Alfredo Lázzari. Pío Collivadino conoce sus trabajos y apoya su labor.

El Salón Nacional de 1918 acepta por primera vez su envío, y ese mismo año realiza su primera muestra en la Galería Witcomb. En 1921, y tras haber logrado el Tercer Premio en el Salón Nacional, expone en Río de Janeiro. A partir de esta muestra, y durante toda la década, Quinquela muestra sus trabajos con señalado éxito en Madrid (1923), París (1926), Nueva York y La Habana (1928), Roma (1929) y Londres (1930). Paralelamente, sus pinturas ganan amplia popularidad en Buenos Aires.

Los temas del Riachuelo son por entonces los que inspiran exclusivamente su producción. Sus pinturas y sus murales resultan un canto al trabajo, resueltos con un lenguaje de lectura clara y a través de un uso pródigo del color. Este mismo color que finalmente desborda el marco necesariamente limitado de sus obras y se vuelca sobre todo el barrio de la Boca.

El gris de la niebla y el negro del humo y el carbón que hasta entonces dominaban cromaticamente a la Boca son desalojados por la inspiración de Quinquela, quien moviliza a todo el barrio en su cruzada por el color.

Al mismo tiempo, el artista se convierte en filántropo, donando al barrio y a la ciudad una serie de obras de bien: jardín de infantes, lactario, escuela primaria, consultorio odontológico, escuela de artes gráfias y teatro.

En 1938 había inaugurado el Museo de Bellas Artes de la Boca en el mismo edificio donde tiene su taller y su vivienda. Benito Quinquela Martín, sin duda el más popular de los pintores argentinos, falleció el 28 de Enero de 1977.

Ver obras en trastienda de Benito Quinquela Martín